Identifican 14 grupos delictivos en la CDMX

Un total de 14 grupos delictivos dedicados al tráfico de drogas, extorsión, secuestro y homicidio, algunos con nexos con cárteles del crimen organizado, operan en la Ciudad de México. En el último año 61 de sus principales operadores han sido detenidos y se les han congelado 1 mil 452 cuentas bancarias en las que movieron más de 4 mil 800 millones de pesos.

Se trata de los resultados de la denominada “Operación Zócalo”, una estrategia implementada por el gobierno capitalino a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), y del gobierno federal a través de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) con el objetivo de identificar y desarticular las operaciones físicas y financieras de las principales organizaciones delictivas en la capital.

El anuncio de dicha operación fue dado a conocer esta mañana en una conferencia de prensa por el titular de la SSC, Omar García Harfuch, y el jefe de la UIF, Santiago Nieto. La presentación resultó inédita pues es la primera vez que se identifican oficialmente con nombre y apellido a grupos criminales organizados en la ciudad y sus cabecillas, así como las afectaciones financieras que se les ha causado y en las que, además, hubo colaboración de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA).

Los 14 grupos criminales que operan en la ciudad son: La Familia Michoacana; La Unión Tepito; Fuerza Anti-Unión Tepito; Cártel de Tláhuac; Los Rodolfos; Célula liderada por El Balín; Los Guerreros; Los Maceros; Banda de El Perro; Los Sinaloas; La Ronda 88; Los Molina; Los Benjas; y Cártel de los Beltrán Leyva/La Mano con Ojos.

En el caso del Cártel Jalisco Nueva Generación, no se advierte una operación directa pero sí la búsqueda de alianzas en distintos momentos con varios grupos criminales de la capital. Lo que descartó García Harfuch es que dicho grupo opere directamente diversas extorsiones denunciadas en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Varios de estos grupos, explicaron los funcionarios, se encuentran debilitados o “atomizados”, aunque aún no se puede decir que estén desaparecidos. Dicho debilitamiento se atribuyó a los golpes realizados a sus estructuras operativas y financieras en el marco de la Operación Zócalo.

Harfuch explicó que de octubre de 2019 a septiembre de 2020 se han detenido a 61 de sus principales líderes y operadores, cada uno de los cuales se encuentra hoy vinculado a proceso penal por delitos como narcomenudeo, extorsión, portación de arma de fuego, cohecho, entre otros. La lista completa de los detenidos y la distribución de dichos grupos y bandas afines se dio a conocer en una presentación.

“Con estas acciones, se está logrando la desarticulación de las organizaciones delictivas más importantes y otros grupos independientes, sumamente violentos, que a su vez, eran de las principales generadoras de violencia, así como la detención de células de organizaciones que aun cuando no tienen su base de operaciones en la Ciudad de México, llegan a tener presencia parcial por operaciones ilícitas que realizan en la capital”, dijo Harfuch.

A su vez, el despliegue de distintos operativos para desarticular a estas organizaciones criminales y sus bandas afines ha permitido detener a otros 436 posibles delincuentes de menor jerarquía. Se han desplegado 281 cateos en los que además se han asegurado74 armas de fuego, 12 mil 72 dosis de cocaína, 5 mil 383 dosis de drogas sintéticas, entre otros.

Harfuch reconoció que no tiene plena seguridad de que los 436 detenidos se encuentran hoy en prisión, pues dicha decisión depende de los jueces que conocen el caso, aunque dijo que la mayoría sí han sido procesados.

El secretario de Seguridad adelantó además que continuarán con esta estrategia y que semanalmente se realiza al menos un cateo en uno de sus puntos operativo. Explicó que estas acciones son posibles gracias a las facultades de investigación con las que cuenta la policía capitalina luego de una reforma en diciembre de 2019.

En el contexto de la misma estrategia y gracias al intercambio de información con la policía capitalina, pero también con instituciones federales e incluso con la DEA, la Unidad de inteligencia Financiera logró identificar y bloquear las cuentas de 1 mil 352 integrantes de los 14 grupos delictivos que operan en CDMX.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, señaló que en dichas cuentas se identificó el desplazamiento de más de 4 mil 800 millones de pesos. De ellos 2 mil 688 millones 434 mil 828 pesos corresponden a depósitos y 2 mil 114 millones 153 mil 373 pesos a retiros realizados, principalmente, a través de cheques.

“Tenemos indicios de que son recursos provenientes de actividades como la extorsión y el cobro de derecho de piso, el narcomenudeo y venta de drogas, el secuestro, entre otros (…)esto es una operación de naturaleza conjunta para, no solamente combatir al sicariato, combatir a los narcomenudistas sino desmantelar las estructuras financieras que les permiten operar y con ello lograr los resultados que estamos presentando el día de hoy2 dijo Nieto.

El titular de la UIF explicó que por lo que corresponde a los montos asegurados y el posible lavado de dinero que ello conlleva se ha procedido ya con la presentación de denuncias a nivel federal en contra de 42 sujetos, de los cuales 25 son personas físicas y 17 son personas morales (empresas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *